Pocas cosas tienen tanto valor para nosotros como nuestros recuerdos e información. Realizamos cientos de actividades digitales a diario, que van desde creación de archivos por motivos laborales o educativos, hasta almacenamiento de fotos y videos de momentos importantes de nuestra vida.

Las tarjetas de memoria proporcionan un vehículo para tener nuestra información a la mano o en nuestro bolsillo, ya que, el entorno actual nos exige no detenernos y tener los archivos y documentos al alcance, además de poder continuar almacenándolos.

El mercado está saturado de opciones de distintos productos y componentes de almacenamiento, entre ellas se encuentran las tarjetas de memoria SD. Existen tantas marcas que es difícil distinguir las originales de las que no lo son.

Aquí te daremos algunos tips para identificar lo que realmente necesitas y no te dejes llevar por ofertas engañosas:

Tipo de memoria

Las memorias SD poseen distintas tecnologías, y en este sentido podemos cometer errores. Las de tecnología USB 2.0 son más antiguas y por ende sus componentes van a rendir a una velocidad inferior, sin importar la capacidad de almacenamiento. Hoy, las tecnologías más recientes en el mercado son las 3.0 y 3.1 que permiten una experiencia más eficaz.

Categorías

Las tarjetas poseen una denominación que las categoriza por clase, lo que determina la velocidad con que puede guardar la información; ofreciendo un estándar mínimo de velocidad según la clasificación que posea. Así, por ejemplo, una memoria de clase 10 garantiza una velocidad de 10 MB/s y es en la actualidad la mejor de las categorías en el mercado.

¿Cuál escoger? Todo dependerá de las necesidades y funciones que deseas tenga la memoria, por lo general todos queremos prontitud, pero las exigencias mínimas para personas que realizan grabaciones y fotografías con cierta calidad, pueden requerir exportar sus datos pesados en un tiempo razonable.

Otro aspecto de las tecnologías de momento, que puede ayudar a tener máximo rendimiento y compatibilidad es la clasificación, siendo la A1 una excelente opción.

Garantía

Puede parecer algo obvio si se considera que hablamos de cómo reconocer un producto legal de uno falso, pero conocer la gama de opciones que hay en el mercado te dará otra pista para hacer una diferenciación. Según la marca, las garantías pueden ir de 1 a 30 años. De conseguir una propuesta inferior a un año, tómate un momento para analizar si es una buena opción.

Aspectos físicos

El hardware de una memoria SD no es la única forma de identificar una copia de una original. Su empaque puede suministrarnos información comprobatoria de la procedencia del producto, este siempre te lo deberían entregar totalmente sellado. Otra forma de saber que nuestra compra es segura, es ver el serial de la memoria, en la parte posterior del dispositivo deberá aparecer el código con el cuál podrás verificar su origen.

Existe una frase muy famosa que reza “lo barato, sale caro” y creer que las memorias SD son la excepción puede ser un gran error, ya que, en la era de la información, lo más valioso en muchos casos es lo que se encuentra dentro de nuestros dispositivos. Una elección tomada por economía puede hacer que tu compra se dañe fácilmente o pierdas tus archivos.

Buscar asesoría es una decisión inteligente, al venir al centro comercial Monterrey dirígete a Teguía, allí encontrarás información precisa que te llevará a encontrar lo que realmente necesitas y a dirigirte a los locales que tienen estos productos como: Free Mobile Store (local 044).