Las cámaras fotográficas han sido nuestras compañeras en los 2 últimos siglos, han retratado fielmente nuestra evolución, viviendo también un desarrollo para adaptarse a los tiempos y tendencias de cada época.

 

Con los últimos tiempos surgieron más productos enfocados en mejorar la manera en la que nos comunicamos, uno de ellos marcó un hito en nuestra historia, el celular, un dispositivo que nos lanzó a una nueva era y se convirtió en el artefacto esencial que es hoy en nuestras vidas. Con el tiempo ha ido adaptándose, según las exigencias para tomar roles que antes eran ejecutados por otros aparatos.

Hoy, contar con un celular es muy práctico, por las múltiples funciones que puede cumplir exitosamente, pero en lo que respecta a la fotografía de estos dispositivos, no siempre puede brindar la calidad que pudiéramos encontrar en un equipo profesional… ¿o sí? Exploremos lo que ofrece el mercado en cuanto a equipos fotográficos y smartphones para que podamos llegar a una conclusión.

 

Equipos cada día más inteligentes

La gran mayoría de la población posee un smartphone, las empresas que fabrican estos dispositivos están en la lucha constante de mejorar la experiencia de sus consumidores, perfeccionando cada aspecto, al tal punto que han desplazado algunos sectores como el campo de la fotografía.

Con la creación de nuevas tecnologías surgió la ideología de que todo lo que puedas necesitar se encuentre en un mismo equipo, haciendo que las compañías de celulares tengan como reto superar las funcionalidades de las cámaras profesionales.

Marcas poderosas como Apple, Samsung e incluso Huawei, hoy ofrecen ventajas en capacidad y resolución en sus equipos de gama media y alta, entre otras:
– Cámaras por encima de los 20 megapíxeles.
– Capacidad de grabar videos 4k.
– Enfoque de alta calidad.
– Inteligencia artificial que apoya al fotógrafo amateur a capturar imágenes de alto nivel.

 

Estos dispositivos que rebosan tecnología y optimizan la imagen, pueden tener el mismo costo o inferior al que tienen algunas cámaras profesionales, sin contar que, por sus múltiples opciones pueden ser utilizados para más de una tarea.

Sin embargo, tanta potencia resulta limitada por aspectos técnicos en contraste con las cámaras profesionales, como: el enfoque, el zoom, la calidad del material al momento de imprimir, entre otras.

Cámaras

Quienes laboran en el mundo de la fotografía indican que trabajar con otro tipo de dispositivo que no sea propiamente una cámara profesional es un gran error. Esta idea toma fundamento cuando pensamos en la calidad y el detalle que ofrecen estos equipos, que se han perfeccionado durante años, contando con versatilidad en lentes; que permiten realizar fotografías con las características específicas que demandan las labores profesionales, manteniendo una calidad destacable.

Las cámaras profesionales son un gran apoyo para el mundo del diseño y la publicidad, porque cumplen con los estándares de calidad de video e imagen que se requiere para los distintos formatos publicitarios y se puede trabajar de manera efectiva con los programas de edición.

 

Una limitación para algunos entusiastas de la fotografía es el valor, pues son equipos con costos altos y por la misma razón es importante ser cuidadosos al manipularlos. Por otro lado, al ser tan especializados, se vuelve relevante contar con conocimientos previos para usar el dispositivo de manera óptima.

Por fortuna, en este enfrentamiento solo hay un ganador y ese eres tú, ya que, constantemente las empresas de estos dos sectores hacen esfuerzos para mejorar la experiencia de usuario.

La decisión siempre será tuya y debe estar atada a tus necesidades, por esto cuando tengas alguna duda en cuanto a lo que realmente necesites, ven a Teguía y te apoyaremos para que puedas encontrarlo. También, puedes visitar nuestros locales comerciales: Punto Tablet locales 100 – 182 – 295 – 296 – 389 – 390 o Pixel local 070. y encontrar el dispositivo ideal para ti.